Proceso de mediación


Conforme a la Ley 5/2012, de 6 de julio de mediación en asuntos civiles y mercantiles
cuadradogrande
1 Solicitud y nombramiento de un mediador
Una vez se ha decidido acudir a un proceso de mediación, dependiendo del caso y de la especialidad, Medarb Soluciones Extrajudiciales pondrá a disposición de los clientes el mediador que le acompañará a lo largo de todo el procedimiento.
Éste adoptará una actitud imparcial y equidistante, puesto que su cometido es ayudar a encontrar una solución productiva y satisfactoria.
2Sesión Informativa
Antes de comenzar el proceso de mediación tiene lugar una sesión informativa, en la que el mediador explicará a las partes las reglas que sustentan la mediación.
Fundamentalmente, el deber de confidencialidad (que se deben tanto las partes como los mediadores, no pudiendo utilizar cualquier tipo de información nueva en otras sedes fuera del proceso) , la voluntariedad ( en la asistencia a mediación y su continuidad en la misma, tanto de las partes como de los mediadores) el coste, la duración de las sesiones y la validez jurídica del futuro acuerdo.
3Sesión Constitutiva
Aceptadas las normas y premisas básicas de la mediación, da comienzo el proceso de mediación. Para ello es necesaria la firma de un documento (acta de la sesión constitutiva ) en el que nuestros clientes y sus abogados, si interviniesen, se comprometen a acatar el deber de confidencialidad y otras cuestiones explicadas en la sesión informativa, expresando su voluntad de someter la controversia a mediación
4Sesiones
Tomando en consideración las necesidades de nuestros clientes, controversias y asuntos a tratar, elaboramos una agenda personalizada, con entrevistas individuales y conjuntas, estimando la duración y número de sesiones.
5Acta Final
El acta final determina el fin del proceso de mediación y, en su caso, manifestará si se ha alcanzado o no un acuerdo, o su finalización por cualquier otra causa.
6Acuerdo de mediación
El acuerdo de mediación recogerá las materias sometidas a mediación, las obligaciones que asume cada parte, su carácter vinculante y la posibilidad de elevarlo a escritura pública al efecto de dotarlo de la misma fuerza ejecutiva que una sentencia o laudo arbitral.
7